lunes, 17 de marzo de 2014

Tarta botellines



Coste (material y elaboración): 90 €
Sin tener en cuenta el coste de las pruebas y tiempo de investigación

Este sábado hemos ido al pueblo de  Óscar, Villatobas. Ha sido el cumpleaños de unos amigos y cómo no llevarles una tarta de regalo... o mejor dicho LA TARTA. Tenía muchas ganas de hacerla. La idea se me ocurrió hace unos meses y estaba esperando el momento perfecto para hacerla, así que por fin llegó la ocasión.

Cuando se me ocurrió hacer una tarta con cervezas, me vino rápido la idea a la cabeza. Quería un par de botellines dentro de un barril de madera. Busqué por Internet y vi varios ejemplos de lo que quería hacer exactamente, pero la hice según la tenía en mente, no seguí ningún ejemplo en concreto.

Pensaba hacer un bizcocho y modelarlo con forma de botellín, pero luego se me ocurrió que quedaría mucho mejor con un molde. Busqué moldes con forma de botella a tamaño real por todas partes, pero finalmente di la búsqueda por perdida, es imposible encontrarlo. Si alguién lo ve, ¡¡que lo compre!! y que no deje pasar la oportunidad.

Después pensé que lo que podría quedar muy bien es que los botellines parecieran de verdad, y que el caramelo hecho con azúcar fundida sería perfecto para ello. Tiene un aspecto vidrioso y coje un color marrón muy similar al de los botellines. Hice varias prubas tratando de cubrir un botellín con el caramelo, pero fue un desastre. Ahora sí que necesitaba un molde.


Vi una menera de hacer moldes con silicona caliente. Tendría que usar silicona apta para alimentación, pero antes de buscarla, probé con silicona normal para ver si esta opción era viable. Otro fracaso.


Me quedaba una tercera opción. Existe una pasta para fabricar tus propios moldes de silicona aptos  para alimentación. Es algo caro, pero valía la pena si quedaba bien, además espero volver a usar este molde en más ocasiones. Yo lo compré en Mega Silvita



Resuelto el problema, era el momento de comenzar con el reto.

A continuación pondré un "paso a paso" de cómo la hice...

PASO 1

Tenía que probar el molde para hacer botellas. Además, ¿por qué no hacer los hielos también de azúcar? Inicialmente pensé hacerlos con gelatina neutra dándoles sabor con alguna esencia, pero quedarían mejor de azúcar. Para que el azúcar no cogiera color al fundirla, le eché agua y de esta manera se mantendría de color blanco. Quería hacerlos usando la técnica del vidrio falso, con azúcar, agua y glucosa líquida, pero por mi falta de paciencia, no lo calenté lo suficiente y no solidificó, así que finalmente los hice sólo con agua y azúcar.

Hielo...

Botellines...




 

Parece que los botellines y el hielo no quedaban mal del todo. Ya podía continuar

PASO 2

El bizcocho. Quería hacerlo de chocolate a la cerveza. Aquí puedes encontrar la receta. Pienso repetirlo en mi próxima tarta, porque la verdad es que quedó buenísimo. En lugar de usar un único molde, repartí la masa en cuatro moldes desechables iguales. De esta forma, conseguiría la altura que necesitaba y ya tendría separadas las distintas capas de la tarta.




PASO 3

Ahora el relleno de la tarta. Utilicé un icing de chocolate de la marca Betty Crocker. Corté la capa superior de los dos primeros bizcochos para nivelarlos. Los otros dos no los nivelé. Lo que hice fue triturar el bizcocho que había cortado y mezclarlo con nocilla para hacer una pasta. Con ella rellené los huecos que quedaban una vez montados los cuatro bizcochos uno sobre otro y con el icing de chocolate entre capa y capa. De esta forma aprovechaba todo el bizcocho para la tarta y no perdía altura.




Queda un poco feo, pero una vez cubierto no se nota y queda igual de bueno.


PASO 4

Ahora había que darle al bizcocho apariencia de barril. Cubrí la parte superior con una fina capa de fondant blanco y para el contorno hice unas tiras de fondant marrón sabor chocolate, un poco más altas que el bizcocho y con textura de madera. Para conseguir la textura, usé mi texturizador, el mismo que empleé en la tarta de los angry birds.




Dejé secar las tiras unas horas antes de colocarlas para que al pegarlas al bizcocho no se doblara la parte superior. Aún así puse un poco de papel de cocina dentro del barril para mantener los tablones en su sitio hasta que terminaran de endurecerse.

PASO 5

Una vez formado todo el barril, con un betellín de verdad marqué el sitio donde irían colocados los de azúcar y apreté para hacer el hueco.


A todas estas, se me ocurrió que podría quedar muy bien un botellín más, caído junto al barril, abierto y con espuma de cerveza saliendo de su interior, pero... ¿cómo hacer la espuma?

PASO 6

Para conseguir el efecto de la espuma, hice un merengue con la clara de dos huevos. Quería endurecerlo para poder manejarlo y transportarlo sin problema, pero que siguiera de color blanco, así que lo horneé a temperatura muy baja, 50º-60º durante una 4 horas y luego lo dejé dentro del horno apagado hasta el día siguiente. Quedó tal y como yo quería.




También añadí el detalle de un hielo derretido al otro lado del barril. Cuando hice el almíbar para los hielos, puse un poco sobre papel de horno y le coloqué encima uno de los hielos que ya estaba frío y duro.

PASO 7

Mientras se horneaba el merengue, corté unas tiras de fondant negro que harían las veces de aro metálico sujetando el barril. Las coloqué y fui clavando unas fracciones de espaguetis para asegurarme de que tanto el aro negro como los tablones de madera quedarían bien sujetos. Utilicé espaguetis en lugar de palillos porque en caso de que alguno se quedara en la tarta, no supondría un problema si alguien lo mordía. Para tapar la marca donde se habían colocado los espaguetis, coloqué unas puntas de tornillo de fondant negro, esto además ayudaría a saber dónde se encontraban los espaguetis y sería más fácil sacarlos a la hora de servir. En este paso me ayudaron mucho Pablo y Sara.





PASO 8

En este momento empecé a hacer las etiquetas de los botellines. Hice un diseño en el ordenador partiendo de etiquetas de cervezas reales y modificándolas para introducir el nombre de los amigos que celebraban su cumpleaños. Las recorté para cortar su contorno sobre una lámina de fondant y traté de reproducirlas pintando con rotulador de tinta comestible y colorantes alimentarios, pero no me gustó nada cómo me quedaron. Me pasé la noche dándole vueltas y me puse a buscar en la cama por Internet sitios don imprimieran en papel comestible. Di con un sitio en Madrid, Dulce impresión, donde me lo hacían sobre la marcha, así que al salir de trabajar me acerqué y volví a casa con las etiquetas perfectas, tal y como yo las quería. Un etiqueta para Nacho, otra para Quique y la tercera con mi logotipo y mi nombre, "Cosas de Katy", ya que me ponía, había que promocionarse ;-) Luego supe que también era el cumpleaños de José Miguel, pero esto me lo dijeron cuando ya estaba de camino, así que le debo una botella personalizada.



Lo que queda ya es básicamente montar la tarta.

PASO 9

Y por fin... TARTA TERMINADA




PASO 10

El peor momento, transportar la tarta. Pero conseguimos que llegara sana y salva después de una hora de tensión en el coche. Hay que decir que la tarta tuvo bastabte espectación y además estaba muy rica, al menos para mi gusto. Y tengo que decir que Nines, mi "compañera" en los cursos de muffins, galletas y decoración de tartas y además mujer de uno de los que cumplían años, también llevó una tarta espectacular y además riquísima, de bizcocho de chocolate blanco, no esperaba menos.



Y ahora ya... la celebración

Los cumpleañeros y las pasteleras...


Soplando las velas...


Hora de comer...


Y de beber :-D Pablo estaba deseando que llegara la hora de la tarta para coger la botella y engañar a todos haciendo que bebía cerveza. A Sara también le gustó la idea (ella usó una de las botellas que llevé de repuesto, por si alguna se me rompía por el camino. Más vale prevenir).


El primer corte. Qué poco dura lo que lleva tantas horas de trabajo y esfuerzo... pero qué gusto da cuando ves que la gente lo disfruta tanto como tú


Y por si a alguien le cabe aún alguna duda, sí, las botellas no eran de verdad, ¿verdad, Nacho?



FELICIDADES A LOS TRES Y MUCHAS GRACIAS POR HACERNOS PASAR UNA GRAN TARDE-NOCHE

16 comentarios:

  1. Yoooosh!!! Que supercurrada. Te quedó perfecta. Eres una crack!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bonita tarta, te ha quedado perfecta. Gracias por compartir tus experiencias, nos ahorras mucho trabajo para cuando nos decidamos a hacer una tarta similar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por seguir mi trabajo. Siempre está bien saber que el tiempo que dedico a sacar las fotos y a escribir cada entrada cumple su cometido 😊 Muchas gracias, de verdad. Un abrazo

      Eliminar
  3. Hola una pregunta! Con 300gr de la masa a+b tienes suficiente para cubrir toda la botella¿ gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iris. Yo utilicé 600 gr. Con 300 no creo que te llegara, aunque siempre puedes utilizar un botellín de 1/5 en lugar de 1/3 (que fue el que usé yo), pero aún así, yo creo que necesitarías algo más de 300 gr. Sé que sale caro, pero con el éxito que tiene esta tarta y las veces que me la han pedido, ya he amortizado el coste del molde ;-)

      Eliminar
  4. Vale gracias otra pregunta! Hiciste la botella entera con la silicona o la mitad y mitad? Si la hiciste entera como la sacaste?? Y esta silicona se puede reutilizar? Gracias y perdon pornpreguntar tanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Iris. No te preocupes por las preguntas, me encantará ayudarte en todo lo que pueda ;-)

      Para hacer el molde, cubrí toda la botella con la silicona. Una vez pasado el tiempo de espera, corté con mucho cuidado el molde por la mitad con un cúter para obtener las dos mitades de la botella y listo.

      Para formar la botella de caramelo, rellené cada mitad extendiendo el caramelo por todo el borde para que no quedara nada sin cubrir y cuando el caramelo está aún caliente, se monta un molde sobre el otro para que las dos mitades queden pegadas y salga la botella entera, no sé si me he explicado bien, si tienes cualquier otra duda puedes preguntarme.

      En cuanto a la silicona, una vez hecho un molde no se puede hacer otro distinto, tendrías que usar más masa A+B. Eso sí, el molde ya hecho es muy resistente y aguanta temperaturas muy altas, se puede meter en el horno y yo lo he usado incluso con isomalt que alcanza temperaturas bastante más altas que el azúcar.

      Eliminar
  5. Hola perdon por no contestar muchas gracias por todo hoy me pongo a ello 😀

    ResponderEliminar
  6. Hola.. t hago una prrgunta. Para cuantas personas alcanzo la torta? Y q tamaño de molde usaste? Gracias. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. En esta ocasión utilicé varios moldes de unos 20 cm. de diámetro. No recuerdo que altura tenía la tarta, pero dió para unas 35-40 personas. Otras veces he hecho tartas similares con un molde de 15 cm. de diámetro x 10 cm. de alto y da para unas 15-20 personas

      Eliminar
    2. Gracias por responder.. t hago otra pregunta. Hice los hielos de azucar. Cuanto aguantan fuera de la heladera antes de q se hablanden? Saludos

      Eliminar
  7. Hola... consulta. Hice los hielos de la torta tal cual lo explicastes aca y se pusieron duros. Cuanto tiempo aguantan fuera de la heladera sin q se hablanden o derrita el almibar?? Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aguantan perfectamente varios días siempre que no estén cerca de una fuente de calor, no necesitas meterlos en la nevera

      Eliminar
    2. Gracias por contestar.. t pregunte lo mismo varias veces por que mi telefono no me mostraba la pregunta.. jajaj... saludos

      Eliminar
  8. hola... hice los hielos de azucar.. cuanto tiempo aguantan antes de hablandarse? Saludos

    ResponderEliminar